Abandonad toda esperanza

jueves, 18 de enero de 2007

Meme cultural

Sabido es por los asiduos navegadores de la red que circulan memes o cadenas de comentarios, en los que cada individuo establece una lista de cosas que le gustan, o bien responde según su criterio personal a una serie de preguntas que se repiten y propagan sin remedio. Ya saben, como las preguntas habituales de toda la vida, en plan "¿cuál es tu color favorito?" o "¿prefieres la playa o la montaña?"



A traición, el responsable del blog Pinchando en hueso nos reclama que participemos en un listado de, simplemente, cinco cosas que nos gustan. Pues bien, ahí van; pero como siempre en este vuestro blog, comentaremos aspectos de temática puramente cultural: son cinco cosas de dicha índole... aunque sean muy subjetivas. Las cuestiones más personales, muchas veces intrascendentes, las dejo para mi persona o, en el mejor de los casos, para comentarlas con mis semejantes en un bar o en el sofá de casa.

1.- Me gusta el arte, en general. Sí es cierto que a veces un amanecer o la cima de una montaña no tienen precio, pero siempre me llamará más la atención una vieja iglesia olvidada en mitad del monte que el monte mismo. Por eso los documentales de La 2 me interesan cuando hablan del arte medieval, la narrativa de la Generación del 98 o el cine de Carl Theodor Dreyer. Pero cuando veo leones persiguiendo a cebras, acabo cambiando de canal.



2.- Me encanta quedar con amigos de gustos afines a los míos para departir junto a una cerveza bien fría. Lo de los gustos afines, al menos, de base; luego, lo mejor es discrepar y darnos de bofetadas defendiendo lo que más nos place a cada uno.



3.- Me gusta, sobre todo, la ficción. Puedo disfrutar de la contemplación de una estatua o de la audición de un buen disco de jazz o de rock, también de una performance de vanguardia o de una poesía culterana. Pero de verdad, lo que a mí me gusta es la ficción. La narrativa. Que me cuenten historias. Lo mismo me da que sea mediante palabras en un libro, imágenes y audio en una película, o ilustraciones con diálogos en un cómic. Lo que me importa es que la historia me interese, me atrape, me fascine, me divierta o me entristezca. En definitiva: que me emocione.



4.- Me entusiasma el cine. Creo que llegué a la ficción, desde luego a la novela, y quizá también al cómic aunque a temprana edad, a través del cine. De niño, en televisión, siempre me gustaron más las películas (o las series de televisión) que el deporte o cualquier otro programa de entretenimiento. Y lo que más me gusta del séptimo arte es que resulta inagotable: siempre nos quedan clásicos por descubrir, y cada día se ruedan nuevas e interesantes propuestas. Más inagotable resulta para los que, como un servidor, disfrutamos tanto de las obras maestras del cine como de las películas más palomiteras y mediocres. De Orson Welles a Jesús Franco, de Ingmar Bergman a la Troma: todo vale (al menos, a priori).



5.- Y soy un amante del cómic. Desde que empezase leyendo tebeos de personajes de Disney y las inmortales creaciones de Ibáñez (Mortadelo y Filemón, Rompetechos) o Escobar (Zipi y Zape, Carpanta) hasta que descubrí las excelencias del cómic independiente o del manga, pasando por mi amor de la adolescencia que todavía perdura: los tebeos de superhéroes. Pero lo que más me gusta, además de que como el cine es un medio inagotable, es convencer a los reticentes y conseguir nuevos adeptos al noveno arte. No hay nada más placentero que el hecho de que un recién converso te diga que ha descubierto un nuevo placer que, la mayoría de veces por ilógicos prejuicios, desconocía.



Ahí queda eso. Y siguiendo la cadena de monsieur Lens, propongo a tres amigos y dueños de bitácoras digitales que se confiesen abiertamente:

Difícil de recordar, imposible de olvidar

Dr. Virgilius

Llámame Plissken

[Foto punto 2: Grupo Novelpol (c) Zeki.]

6 comentarios:

El hueso dijo...

Estupenda lista, querido amigo. Sobre todo me gusta lo de ganar adeptos para la causa. De verdad que produce satisfacción.

Un abrazo bloguero.

PD.- ¿Vas a Barcelona?

Francisco J. Ortiz dijo...

Gracias. :-)

PD: No sé todavía, pero no lo creo... :-(

Anónimo dijo...

El señor Ortiz no es amigo de las grandes masas como el salón de Barcelona.

Lo de Expocomic es por el punto numero dos de la lista, no se vayan a pensar.

XD

Anónimo dijo...

Pero que mieeeeeerda meme es este, compañero del alma!!! La guasa del asunto está en que Vuecencia muestre al mundo sus vergüenzas o, al menos, dé a conocer alguna bizarrada de esas que (todavía) no conocemos. Que le gusta el cine y el cómic, en vista de su estupendo blog, como que lo habíamos advertido.

¿Se le pone tiesa con "Como una ola" de Rocío Jurado? ¿Se durmió viendo una de Rohmer? ¿No entiende el humor de Wilder ni mucho menos el de Lubitsch?. Confiese, confiese... que para hacerlo sin gana, mejor no hacerlo.

Como siempre... a los pies de su señora.

Francisco J. Ortiz dijo...

Si es que no tengo lado oscuro, mesié Villenerías. Sé que le resulta difícil de creer, pero es así. Las únicas imperfecciones que ud pueda encontrar estarán en su pupila, no en el sujeto analizado.

Y don Adri: monsieur Lens, al hablar de Barna, se refiere a BARCELONA NEGRA, sobre novela ídem, no al FICOMIC... donde sí me gustaría ir. Pero el problema, como siempre, es el dinero, no mis gustos, hombre de Dios...

Anónimo dijo...

Mmmmmmmmmmm tomo nota de eso.


Estadísticas