Abandonad toda esperanza

lunes, 27 de noviembre de 2006

Horror vacui

¿Puede construirse una película sobre la nada más absoluta? Un servidor, que es desconfiado acerca de la naturaleza humana (la creativa incluida), tiende a pensar que sí de forma natural, pero a veces necesita de pruebas tangibles. La mala suerte y, por qué no, la osadía del que esto firma, le ha llevado a comprobarlo por partida doble este fin de semana.



Y es que Alone in the dark, la versión cinematográfica del célebre videojuego de Atari que dirigiera hace no mucho Uwe Boll, es una película que cuenta poco más que nada: el enfrentamiento entre Christian Slater y unas criaturas del averno que han conseguido "traspasar la puerta que separa dos mundos". Y lo que debería haber sido una película de terror se convierte en una action movie bastante pobre, al más puro estilo Starship Troopers pero sin el cinismo y la carga político-social de Paul Verhoeven.

Así que no se llamen a engaño: Alone in the dark no es una película de terror, más allá del terror que supone haber perdido noventa minutos de tu vida en verla.



Por si esto fuera poco, mi adoración por Clive Barker y el universo de Hellraiser me llevó a ver la sexta entrega de la saga, Hellraiser: Hellseeker, estrenada sólo en formato doméstico y peor que cualquiera de las entregas previas... Y juraría que más ínfima que las que vendrán después, aun no habiéndolas visto todavía.

Este Hellseeker está construido totalmente sobre el recurso de mostrar una escena (presuntamente) inquietante que acaba siendo una pesadilla o una alucinación. Así, una detrás de otra, durante ochenta y cinco interminables minutos. Como lo oyen.



De esta forma, el protagonista Dean Winters (hermanísimo en series de TV: es el hermano de Horatio Caine en CSI: Miami y de Tommy Gavin en Rescue me) no se cree en ningún momento su papel (tampoco es que podamos criticarlo por ello), y la película es previsible hasta decir basta. Ni siquiera la recuperación para la saga de Ashley Laurence en el papel de Kirsty, protagonista de las dos primeras entregas, salva la función.

En fin, ambas son tiempo perdido. No cometan el mismo error que un servidor y dediquen su tiempo a mejores quehaceres.

[Imágenes: Alone in the dark, Ashley Laurence.]

Estadísticas