Abandonad toda esperanza

sábado, 17 de febrero de 2007

El Club Eltingville: Retrato de unos frikis adolescentes

Evan Dorkin es, prácticamente, un ilustre desconocido en España. Mientras esperamos que se acabe editando su obra más celebrada, Milk and Cheese, podemos ir disfrutando de ¡El Club Eltingville de cómic, ciencia-ficción, fantasía, terror y juegos de rol!, quilométrico título para una despiadada parodia de la figura del friki, que aquí edita La Cúpula.



La voz friki, como muchos ya sabrán, procede del término inglés freak, que en un principio se refería con crueldad a personas deformes que trabajaban como espectáculos de ferias ambulantes. Luego acabó designándose con él a toda aquella persona de comportamiento extraño y/o antisocial, por voluntad propia o dictamen de la sociedad que le rodea. Y finalmente se ha venido usando sobre todo para referirse a los fanáticos de cierto sector de la cultura popular, manifestado sobre todo en los cómics, el cine y la literatura fantásticos, el rol y los videojuegos.



Es a este arquetipo social al que Dorkin dedica ¡El Club Eltingville! Más cercano a la sátira de Peter Bagge que a la mirada cuasi antropológica de otros nombres clave del cómic indie norteamericano como Adrian Tomine o el Daniel Clones de Ghost world, el autor neoyorkino ataca sin piedad a los frikis, representados por los cuatro protagonistas de su obra: Bill, aficionado a los tebeos; Josh, fanático de la ciencia ficción; Pete, obsesionado con el cine de terror; y Jerry, el experto en juegos de rol.



Las distintas historias recogidas en este volumen muestra al Club Eltingville en busca de cromos o figuras codiciados por el fan irredento, o como espectadores de un maratón de 36 horas de episodios de la mítica The Twilight Zone de Rod Serling. También presenta la aparición estelar del Colectivo de Cómics Northwest, némesis del Club Eltingville por su adoración del arte más underground, experimental y minoritario.



Pero Dorkin demuestra que igual de fanáticos que unos lo son otros, y en la última historia, que presenta el secuestro e intento de adoctrinamiento de Bill por parte de dos ex frikis pagados por su madre (sic), parece inclinarse por mostrar cierto cariño hacia sus creaciones, de quienes se ha reído sin miramiento alguno a lo largo de todas las páginas anteriores.



¡El Club Eltingville! está lejos de ser una obra maestra, pero es cómic que no solo se lee con agrado, sino que en él se reconocerán sin esfuerzo muchos de sus lectores. Un servidor no ha sido una excepción, y recomienda sin reservas su lectura a la caterva de frikis, lo sean más o menos, que visiten este blog y lean estas líneas.


Título: ¡El Club Eltingville de cómic, ciencia-ficción, fantasía, terror y juegos de rol!
Autor: Evan Dorkin (guión y dibujo)
Editorial: La Cúpula
Fecha de edición: febrero de 2007
66 páginas (b/n) - 7,50 €

2 comentarios:

Plissken dijo...

Putos frikiiiiisss...Precisamente lo estaba ojeando hoy en la tienda y me reía de lo cercano y auténtico que resultaba. Lo flipados que a veces somos, lo patéticos que a veces resultamos, lo susceptibles que la mayoría de veces acaban siendo los frikis de tendencias opuestas... Y sobre todo muy divertido ;)

Fran J. Ortiz dijo...

Sí, yo también me identifiqué bastante, y eso que no me considero del núcleo duro del mundo friki... Ni hablo klingon, ni me sé de memoria todo el reparto de Star Wars, ni cuando tenga un hijo le pondré Stan Jack por Lee y Kirby... :-)

Habrá que leer más cosas de Dorkin...


Estadísticas