Abandonad toda esperanza

sábado, 21 de abril de 2007

Promethea: El fulgor sagrado de la imaginación

Paradójicamente, ha sido el guionista Alan Moore, culpable en buena medida de la mayoría de edad del cómic mainstream gracias a V de Vendetta y, particularmente, Watchmen, quien ha pretendido devolver, con su línea de publicaciones ABC Comics, la inocencia y el candor pulp al tebeo.



Esto quedó bien patente en Tom Strong, el primer lanzamiento de Norma Editorial en su línea de publicación de estas historietas, y que ya comentamos aquí. Ahora, con Promethea, Moore va un paso más allá, pues se trata de una obra bastante más ambiciosa (sin que ello signifique, todo lo contrario, que Tom Strong sea un producto mediocre).

La acción de Promethea se desarrolla en un 1999 alternativo, en una Nueva York donde la Policía va en platillos volantes y el alcalde tiene trastorno de personalidad múltiple. En ese marco, una universitaria, Sophie Bangs, está preparando un trabajo sobre Promethea, un oscuro personaje que apareció por vez primera en un poema del siglo XIX, y que después fue recuperado por escritores pulp de Amazing Stories y por varios guionistas de cómics. Lo que Sophie desconoce es que ella misma va a acabar convirtiéndose en Promethea...



Y es que Moore, en esta serie, ha desarrollado la idea de que la imaginación colectiva forma parte de un mundo paralelo, el de la Inmateria, siendo el plano de este más cercano al nuestro: esto es, es algo a lo que todos tenemos acceso (unos más que otros, obvia decirlo) mediante nuestra capacidad de imaginar y, yendo un paso más allá, de fabular.

Por todo ello, Promethea supone el triunfo absoluto de la imaginación desbordada del genio de Northampton, al que aquí se le permite casi todo, y en cuyas páginas ya adelanta algunos conceptos que luego Bill Willingham exploraría en sus aplaudidas Fábulas para Vertigo de DC.



Por si esto fuera poco, el arte de Promethea, obra de J. H. Williams III, es espectacular, poniéndose al servicio de los guiones de Moore, siempre detallistas hasta la extenuación: de ahí la belleza de la composición de las páginas, con marcos que recuerdan a algo que ya utilizó Moore hace más de veinte años, en las páginas de La Cosa del Pantano.

Simplemente nos queda añadir que la edición de Norma Editorial, como ya ocurrió con Tom Strong y ha vuelto a suceder con Top 10 (el nuevo tomo de ABC Comics de la mano de esta casa), es exquisita. Todo ello hacen de este primer volumen de Promethea, que recopila los seis primeros números de la serie original, una adquisición muy recomendable. Y si eres fan de Alan Moore o de la mitología aplicada al noveno arte, es directamente imprescindible.


Título: Promethea (vol. 1)
Autores: Alan Moore (guión) / J. H. Williams III (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: febrero de 2007
176 páginas (color) - 15 €

3 comentarios:

Tetebeos dijo...

Coincidimos de nuevo,Fran... he rescatado mi propio comentario sobre esta pequeña joya en mi nueva bitácora. Una serie que me ha subyugado como pocas; decir que es mágica es remarcar lo obvio. Aunque los hechizos no funcionen igual con todo el mundo, claro.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fran J. Ortiz dijo...

Comentario anterior eliminado: SPAM.


Estadísticas