Abandonad toda esperanza

lunes, 10 de marzo de 2008

Libros de Sangre (X): Las pieles de los padres

"He visto el futuro del terror, y su nombre es Clive Barker."
- Stephen King



Damos inicio al comentario de los relatos incluidos en el segundo volumen de los Libros de Sangre de Clive Barker con unas líneas a propósito de Las pieles de los padres, un cuento bien representativo del modo con el que el autor de Liverpool se acerca al género de terror.

Y es que Barker, al contrario que la mayoría de los autores que cultivan el relato de miedo, como es el caso de Stephen King (que funciona como paradigma del gremio en los últimos veinticinco años), no insiste en describir pormenorizadamente a sus protagonistas, sino que los despoja de todo lo accesorio y los sitúa en la vorágine de unos hechos, la mayoría de veces paranormales, que los superan.



Este es el caso de Davidson, uno de los protagonistas (porque es un relato coral) de "Las pieles de los padres": de él apenas sabemos que no es muy docto en la mecánica de su automóvil cuando este lo deja tirado en mitad del desierto de Arizona. Solo al final del cuento, cuando ya le resulte imposible seguir con su viaje, sabremos que se dirigía hacia el este para ver a su mujer y a sus hijos.

De mujeres, y sobre todo de hijos, trata también "Las pieles de los padres": un Davidson agotado por el calor buscará ayuda en un grupo de personas que divisa en el horizonte del desierto. Pero cuando acaba por alcanzarlos descubre que no son lo que parecían: se trata de una banda de abominables monstruos de apariencia vaga e imprecisa, que le sirven a Barker para sacar provecho de la sutileza narrativa y de su marcado talento para describir pesadillas indescriptibles.



Después de descubrir la naturaleza de estos seres surgidos de la peor de las alucinaciones, Davidson llegará al pueblo de Welcome, donde reside el sheriff Josh Packard, representativo de la América profunda más machista, violenta y retrógrada, y única fuerza que en principio se atreverá a enfrentarse a los monstruos.

Al sheriff se le unirá pronto Eugene, el borracho del pueblo, que sospecha que el hijo que tiene con su esposa no es verdaderamente suyo. Barker revela pronto que el violento Eugene está en lo cierto, y el pequeño Aaron es fruto de una cópula compartida entre su esposa Lucy y varios de los monstruos seis años atrás, un acto contranatura que no podría tildarse de violación dado que Lucy no se opuso al mismo y todavía lo recuerda con una mezcla de asco y atracción.



La noche en la que los verdaderos padres de Aaron llegan en busca de su retoño, que supone un paso más, pequeño pero decisivo, en su inagotable intento por acabar controlando a la raza humana, se desatará la peor de las noches en la historia de Welcome. Una noche que acabará con una gran masacre...



"Las pieles de los padres", en Libros de Sangre (vol. 2)
Clive Barker
Madrid, La Factoría de Ideas, 2005, pp. 19-59.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una historia tremenda, una vision completamente esquizofrenica y diabolica; se aleja por completo del relato de terror convencional y explora nuevos terrores, miradas crudas y eventos trepidantes que me pusieron los pelos de punta.


Estadísticas