Abandonad toda esperanza

viernes, 2 de junio de 2006

Una velada psicomágica con Jodorowsky

Anoche jueves, el programa de La 2 Carta blanca estuvo dedicado a Alejandro Jodorowsky, creador chileno que ha impreso su huella en todas las disciplinas posibles: de poeta a director de cine, pasando por guionista de cómics... y sanador, a través de la Psicomagia, concepto creado por él mismo a partir de la magia popular y otras creencias del mundo.

Se podrá estar de acuerdo o no con las propuestas tanto de Santiago Tabernero, mente pensante de tan original espectáculo, como de Jodorowsky, pero hay que reconocer que el programa que se emitió anoche a las 22.30 horas supuso dos de las horas más agitadoras de conciencias de entre el material adocenante y alienante que nos suele ofrecer las televisiones de este país.

A lo largo del programa, Jodorowsky dialogó con Santiago Segura, la filósofa Beatriz Preciado (defensora de la teoría queer, que impulsa precisamente el último número de Gigamesh, donde colabora un servidor), el escritor Alex Rovira y el fotógrafo Alberto García-Alix.



Durante sus conversaciones con los invitados, de estructura nada ortodoxa y salpicadas con lecturas del tarot por parte de la escritora Marianne Costa, el genial chileno manifestó -entre otras muchas reflexiones, en un torrente de lucidez con aspecto de demencia- que no podemos alcanzar la Verdad, pero sí el resplandor de ésta en la Belleza; que nada tiene sentido si no es en pareja, porque de una pareja venimos y a una pareja debemos dirigirnos; o que no podemos llevar el mundo material al reino de lo subconsciente, pero sí debemos aplicar las reglas de éste al primero.

Oí el otro día que la diferencia entre un artista y un loco es que el primero nada donde el segundo se ahoga. Jodorowsky podría ser uno de esos escasos especímenes que, aun sabiendo y pudiendo nadar, se dejan ahogar sin miedo sumergiéndose en las procelosas aguas del genio.

Y creo que ahora es buen momento para decidirme de una vez por todas a leer El Incal, en su versión íntegra, escrito por el Gran Psicomago e ilustrado por Moebius, uno de los grandes clásicos contemporáneos del cómic europeo.

6 comentarios:

Cisne Negro dijo...

Genial el programa, sí. ¿Por qué la televisión no es así? Seguramente porque no vende.

Francisco J. Ortiz dijo...

Por eso, y porque, desde siempre, para que permanezca el status quo, pensar no es bueno.

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»

Anónimo dijo...

Interesting site. Useful information. Bookmarked.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.


Estadísticas