Abandonad toda esperanza

lunes, 5 de junio de 2006

De vuelta del fin de semana: lecturas

Escasas fueron las lecturas de este fin de semana: en el campo de la narrativa, apenas pude leer la segunda parte de El atlas de las nubes, cuya acción pasa al Flandes de 1931, y cuyo estilo cambia considerablemente: si la primera parte podría estar escrita por un Melville o un Stevenson, ésta tiene el toque de picaresca y bohemia suficiente como para recordarnos a Henry Miller. Si el resto del monumental libro está a la altura, David Mitchell podría convertirse en otro de mis escritores de cabecera.

En cuanto al cómic, dos fueron los leídos, ambos continuaciones de dos de las mejores series del cómic norteamericano comercial. Por un lado, "Lo que más anhelas" es la cuarta entrega de Los muertos vivientes, que aquí publica Planeta. En esta nueva entrega, prosigue la estancia de los protagonistas en una cárcel que les sirve de refugio contra el ataque de los zombis. Y aunque quizá sea este el tomo en el que la acción avance menos, en sus páginas el guionista Robert Kirkman se confirma como uno de los conocedores más profundos de la condición humana dentro del ámbito del noveno arte.

Por su parte, el ilustrador Charlie Adlard sigue sin rendirse a la espectacularidad, y demuestra ser un magnífico narrador secuencial, en un blanco y negro con grises arrebatador.



Dos apuntes al respecto: uno, juro que el cómic ha salido, aunque no aparezca reseñado entre las novedades en la propia web de la editorial; y dos: si ya eres fan de Kirkman gracias a esta serie, no te pierdas su Invencible, que aquí edita Aleta. La serie es canela en rama para los fans del género superheroico que estén ya cansados de que siempre dé más de lo mismo. Una tragicomedia adolescente post-Watchmen que no debería pasar inadvertida, y cuyo último arco argumental publicado aquí ("Auténticos desconocidos") es, sencillamente, una obra maestra del género.

La otra serie que pude disfrutar es Gotham Central, que Planeta comienza a publicar allí donde lo dejó Norma. La serie más realista dentro del universo de Batman debe más a ficciones televisivas como Canción triste de Hill Street o Policías de Nueva York que a los cómics de Bob Kane, y sus guionistas -Ed Brubaker y Greg Rucka- demuestran un profundo conocimiento de los personajes, tramas y demás lugares comunes del género negro.

En lo que al dibujante Greg Scott se refiere, su trabajo sigue la estela de Michael Lark o Michael Gaydos: cierto realismo que no renuncia a algunos apuntes expresionistas y una composición de la página absolutamente clásica.



En fin, dos cómics altamente recomendables: si eres fan de Amanecer de los muertos, el remake de Zack Snyder del clásico setentero de George Romero, no te pierdas el thriller terrorífico de Kirkman; y si te gustan las series televisivas de policías, no deberías dejar pasar Gotham Central. Eso sí, para disfrutarlos como se merecen es conveniente leerse antes el material anterior de cada serie, y en el caso de Los muertos vivientes, resulta absolutamente imprescindible.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Rumores hay de que Kirkman visitara Aviles (a joderse toca porque el qeu no la visitara este año soy yo...)

Francisco J. Ortiz dijo...

Joder, tan claro lo tienes ya? :-(

Pues yo los rumores que había oído es que el visitante era el dibujante, no el guionista. Lo que no sé es si se refieren a Tony Moore o a Charlie Adlard...

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.


Estadísticas