Abandonad toda esperanza

miércoles, 6 de octubre de 2010

Doom Patrol: Mala hierba nunca muere



Quizá no debería ser así, pero en ocasiones para el lector habitual de cómics de superhéroes es tanta la fidelidad a un personaje o una cabecera en concreto que tanto da el nombre de los autores que firmen la obra. Y aunque un servidor no suele tomar esa postura, y menos aún en lo referente al Universo DC -que desde siempre me ha interesado menos, en líneas generales, que el Universo Marvel, y al que siempre me acerco atraído por el reclamo de dibujantes y sobre todo guionistas a los que admiro-, la Doom Patrol es una gloriosa excepción.



Al considerado como "grupo de marginados por excelencia del Universo DC" lo conocí gracias a la edición de la desaparecida Ediciones Zinco de la etapa de Paul Kupperberg y compañía, y por razones que no alcanzo a explicar de forma lógica -aunque creo que está relacionado con el carácter de outsiders de sus miembros y sobre todo con las relaciones tensas que se establecían entre ellos-, enseguida se convirtió en uno de mis tebeos favoritos durante mi adolescencia. Por aquel entonces, la serie contaba el renacimiento del grupo fundado en 1963 por el doctor Niles Caulder en manos de la que ahora se revelaba como su viuda, la hindú Arani Desai, alias Celsius. Un renacimiento que pasaba por el reclutamiento de Joshua Clay y Valentina Vostok, también conocidos como Tempest y la Mujer Negativa, y que unidos a Cliff Steele, aka Robotman (el único miembro fijo del grupo en todas sus encarnaciones), conformaban el núcleo duro de un grupo de superhéroes tan atípico como este.



A esta etapa, a decir de los críticos discreta pero que para el que esto firma supuso horas y horas de entretenida lectura, le siguió otra mucho más gloriosa -también editada por Planeta de Agostini Comics en veinte números- cuyos guiones firmaba Grant Morrison, que con esta cabecera y con Animal Man ponía patas arriba el Universo DC llenándolo de referencias surrealistas y dadaístas, así como de juegos metanarrativos y autorreferencias al medio y al género de lo más osado para la época.



Llegado este momento, y después de una serie en manos del veterano John Byrne que todavía permanece inédita aquí, le toca al veterano guionista Keith Giffen la labor de actualizar a la Patrulla Condenada e incluirla dentro del grueso de historias que conforman este universo superheroico, aprovechando para la ocasión el macroevento llamado "La noche más oscura". Para ello, presenta al grupo liderado de nuevo por Caulder -uno de los personajes supuestamente positivos más manipuladores y antipáticos del tebeo mainstream-, y cuya formacion principal vuelve a estar formada por Cliff Steele, Larry Trainor -el Hombre Negativo original- y Rita Farr, la también miembro original Elasti-Girl.



Acompañados por personajes secundarios como el padre Rocky, la joven Incordio, el gorila Grunt, Karen Duncan (también conocida como Abejorro) o Steven Dayton, alias Mento y a la sazón esposo de Rita Farr, la nueva Patrulla Condenada vive en la isla de Oolong, una pequeña nación independiente gobernada por la ex científica Veronica Cale. Desde allí se tendrán que enfrentar a diversos enemigos, principalmente una anomalía que parece ser un agujero negro pero que resulta ser una amenaza muy similar a la de La invasión de los ladrones de cuerpos, así como a los miembros fallecidos del grupo resucitados y reconvertidos en peligrosos Black Lanterns.



Así pues, el presente volumen editado por Planeta recopila los cinco primeros comic books de la última encarnación de la serie, publicados en Estados Unidos entre octubre de 2009 y febrero del presente año. Dichas entregas presentaban como complemento una historia serializada de los Metal Men, la otra célebre creación artificial del doctor Will Magnus, el artífice de la tecnología que mantiene vivo el cerebro del piloto de coches de carreras Cliff Steele; este material es también recogido en las últimas páginas del volumen, y demuestra la versatilidad de un guionista como Giffen.



Esto es así porque, más allá de cierta ironía en algunas réplicas -sobre todo en las que se intercambian constantemente el cínico Trainor con el más directo y pragmático Steele-, Doom Patrol es una serie que se toma a sí misma completamente en serio, y lo hace con todas sus consecuencias: desde algún que otro personaje secundario que fallece a las primeras de cambio (como se destaca en alguna ocasión, subrayando el adjetivo condenada, el grupo de Caulder parece íntimamente unido al más fatal de los destinos) hasta el lógico e inevitable repaso de los antecedentes del grupo en los primeros números de la nueva colección, pasando por las escenas introspectivas que no relegan a un segundo plano a los momentos de acción, las cuales demuestran que Giffen es un guionista de oficio al que todavía le preocupa la caracterización de los personajes y la lógica interna del relato por encima de la planificación visual de las viñetas.



Respecto a esto último, cabe destacar el trabajo gráfico de Matthew Clark, dibujante titular de la cabecera, en los tres primeros comic books y de Justiniano en los dos siguientes: dos ilustradores que aunque no resultan idénticos -en nuestra opinión, y al contrario de lo que piensan otros, la balanza se oscila a favor del primero-, tampoco desentonan el uno junto al otro.



En cuanto a Metal Men, en esta historia es cuando Giffen se desmelena al reecontrarse con sus viejos compañeros de las míticas etapas de la JLA y la JLE: su cómplice J. M. DeMatteis (no se pierdan su genial autobiografía Brooklyn Dreams) se ocupa de los diálogos, en ocasiones desternillantes pero siempre en busca de la réplica ocurrente, mientras que el expresivo Kevin Maguire es el encargado de ilustrar el material, con la excepción de la última entrega que está en manos del dibujante invitado Tim Levins.



Los Metal Men, pese a su origen relacionado con la Patrulla Condenada y a una resurrección no genial pero sí digna como la miniserie realizada por Duncan Rouleau, nunca han sido personajes santos de mi devoción; pero dado el interés que sigo encontrando en Niles Caulder y sus muchachos, creo que esta nueva Doom Patrol tiene en un servidor a un comprador seguro, firme quien firme sus aventuras. A veces es algo que no se puede remediar.



Nota bene.- ¿Veremos por aquí los Archivos de la Doom Patrol, o al menos la ya citada y reciente, así como enésima, encarnación de este grupo maldito firmada por el gran John Byrne?





Título: Doom Patrol n.º 1
Autores: Keith Giffen & J. M. DeMatteis (guión) / Matthew Clark & Justiniano et alii (dibujo)
Editorial: Planeta de Agostini Comics
Fecha de edición: octubre de 2010
160 páginas (color) - 14,95 €



(+) Previosly on Abandonad toda esperanza, Keith Giffen:
- Authority: Lobo
- Dreamwar
- Jeremiah Harm
- Lovecraft
- Los defensores

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sabes si van a sacar o han sacado en españa los números 6 y 7?

Fran J. Ortiz dijo...

De momento no han salido, ni Planeta ha anunciado su publicación por el momento, que yo recuerde.

Además, con el cambio de derechos, o lo editan antes de diciembre, o lo edita Catálogo del Cómic a partir de enero... o no lo edita nadie.

Lamento no serte de más ayuda. Un saludo.


Estadísticas