Abandonad toda esperanza

jueves, 26 de agosto de 2010

RIP: Satoshi Kon (1963-2010)

No solamente los fanáticos del anime, sino todos los amantes del mejor cine, están de luto estos días: para (triste) sorpresa de todos, ayer se sabía que un cáncer de páncreas nos ha privado, de forma cruelmente prematura, de Satoshi Kon, uno de los directores de animación más importantes del panorama internacional.



Después de estudiar en el Colegio de las Artes Musashino, y siendo un fan fatal del Astroboy del maestro Osamu Tezuka, Satoshi Kon comenzó su carrera artística como autor de manga, pero fue su paso al anime -que lo uniría irremediablemente a la célebre productora Madhouse- el que acabaría dándole renombre en todo el mundo. En 1998, después de colaborar con Katsuhiro Otomo, el autor de Akira, en obras como Roujin Z o el film colectivo Memories -donde firmó el guión del episodio "Rosa magnética"-, Kon filmaría su primer largometraje de animación: Perfect Blue.



De este magnífico film de animación para adultos, cuya trama gira alrededor de una cantante pop y de una serie de asesinatos, se dijo que era la versión animada del giallo italiano en general y del cine de Dario Argento en particular. Se trata pues de un film con generosas dosis de sexo y sobre todo de sangrienta violencia que no deja a nadie indiferente.



No obstante fue su siguiente largometraje de 2001, el ambicioso, complejo y lírico Millennium Actress, el que lo convirtió en una figura de referencia no ya solo para los aficionados al anime nipón, sino para los cinéfilos de todo el mundo. Un prestigio que se mantuvo cuando dos años después estrenó Tokyo Godfathers, y también cuando dio el salto a la televisión con la exitosa serie de intriga Paranoia Agent, que llegó a ser comparada con la mismísima Twin Peaks de David Lynch y Mark Frost.



Su último largometraje terminado, Paprika, lo trajo como invitado de lujo al festival de Sitges de 2006. Paprika es un relato onírico de cierta complejidad ambientado en el mundo de los sueños, que ha influenciado a numerosos trabajos posteriores, entre ellos la aplaudida Origen de Christopher Nolan. Lamentablemente, su temprana e inesperada muerte trunca una prometedora carrera que nos deja un film supuestamente inacabado: The Dreaming Machine.



Satoshi Kon nació en 12 de octubre de 1963 en Hokkaido, Japón, y falleció en 24 de agosto de 2010. Tenía por tanto 46 años. Descanse en paz.

[Imágenes: Perfect Blue, Millennium Actress, Paprika, Paranoia Agent.]

2 comentarios:

PUSTE dijo...

uno de los mas grandes para mi, de mis mayores idolos.

Alvaro dijo...

Perfect blue es para mi una de las cúspides en el anime de las series con fuerte apartado psicológico. No sé si se lo conciderará el mejor o uno de los mejores (hay tantas leyendas en el anime), pero hizo cosas buenas en serio.


Estadísticas