Abandonad toda esperanza

lunes, 19 de abril de 2010

La Semana de Alicia: Alicia en el País de las Maravillas



Era indudable que el estreno de la nueva película de Tim Burton, adaptación de los dos libros de Lewis Carroll protagonizados por la pequeña Alicia -Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo-, iban a volver a despertar el interés por esta obra revolucionaria dentro de las coordenadas de la literatura infantil y juvenil. De ahí que hayan empezado a proliferar adaptaciones y versiones que, con mayor o menor fidelidad, siguiendo el texto original a pies juntillas o bien tomándolo como inspiración puntual o mero punto de partida, recrean el universo alucinado y surrealista de este matemático reconvertido en escritor de ficción llamado realmente Charles Dodgson.



Sin lugar a dudas, Glénat se apunta un tanto -artístico y comercial- editando en España esta Alicia en el País de las Maravillas editada en Francia por la división gala de la misma compañía y que, como sugiere ya el título homónimo, sigue fielmente la ficción original de Carroll. Esto es algo que no extraña si atendemos a lo único que se conocía aquí de David Chauvel, la serie La Cosa Nostra dibujada por Erwin Le Saëc. Chauvel no es un auteur que pretenda construir y desarrollar un universo propio, sino un artesano que se limita -si bien no es poco- a hacer los deberes: si en su retrato de los orígenes de la Mafia dejaba entrever días y días de investigación y documentación, consiguiendo una obra de carácter se podría decir que didáctico -como ya señalé en mi crítica de la obra para el primer número de la nueva revista Prótesis- aquí revela haber leído con atención la inmortal obra concebida para entretener a Alice Liddell y a sus dos hermanas durante una calurosa tarde de verano.



Así, no faltan en esta novela gráfica casi ninguno de los más populares personajes de la obra: el Conejo Blanco, el Pájaro Dodo, la Oruga Azul, el Gato de Cheshire, el Sombrerero Loco, la Liebre de Marzo, el Lirón y, por supuesto, la Reina de Corazones, antagonista de Alicia y principal personaje negativo de la obra, que representa la opresión totalitaria contra la que lucha la inocencia de Alicia.



Considerando la extrema fidelidad del guión de Chauvel, la editorial tiene conocimiento de que el mayor interés de esta adaptación reside, claro está, en el trabajo gráfico -digámoslo ya: espectacular- de Xavier Collette. De ahí que, muy adecuadamente, apueste por un formato de gran tamaño que permita disfrutar como se merece del acabado, todo -dibujo y y color- obra del mismo ilustrador. Su Alicia es una Alicia renovada, adaptada a los nuevos tiempos, cuyo color de cabello y peinado están lejos de la pizpireta niña rubia que protagonizase la versión animada de la factoría de Walt Disney -y a la que homenajea fugazmente Burton al final de su film-. Y es también una Alicia expresiva, verosímil, que cobra vida ante los ojos del lector gracias al talento de Collette.



Cabe preguntarse entonces, dado el interés del trabajo de Collette, si los autores y la editorial nos permitirán un día de estos poder disfrutar de la versión del dibujante del mundo de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, segunda parte del libro original y donde aparecen personajes tan recordados por tantas generaciones de lectores y admiradores de la obra de Lewis Carroll como la Reina Blanca, Humpty Dumpty -este ausente en la última versión cinematográfica- o la pareja de hermanos Tweedledum y Tweedledee.



Así pues, quien busque una versión novedosa de una historia mil veces contada ya no la encontrará, a nivel narrativo, en este volumen. Para ello, mejor recuperar la fascinante Alice de Jan Svankmajer, el realizador checo maestro de la animación artesanal, o visionar películas como Dentro del laberinto de Jim Henson, Alice de Woody Allen o la reciente Malice in Wonderland (título que comentaremos mañana en este vuestro blog). O, sin salir del ámbito de la novela gráfica, disfrutar de la monumental Alicia en Sunderland de Bryan Talbot, que trataremos en un par de días. Pero quien se interese por las adaptaciones al cómic de textos literarios, preocupándose por las soluciones narrativas y formales de los responsables de las mismas, o simplemente aquellos que disfruten de un trabajo de ilustración soberbio, Alicia en el País de las Maravillas de David Chauvel y Xavier Collette es su cómic. Por lo menos, el cómic del mes de Alicia, por obra y gracia de Tim Burton y, de nuevo, la productora Disney.


Título: Alicia en el País de las Maravillas
Autores: David Chauvel (guión) / Xavier Collette (dibujo)
Editorial: Glénat
Fecha de edición: marzo de 2010
72 páginas (color) - 15 €

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sara Sanchez Sanz dijo...

El libro es tan fantástico que te hace soñar con cada detalle de las ilustraciones. Genial, simplemente muy bien trabajado.
Buena review de las pelis que hay, terminare de verlas todas.

Sara Sanchez Sanz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Estadísticas