Abandonad toda esperanza

jueves, 9 de junio de 2016

RIP: Pedro Costa (1941-2016)


Escribir una nota necrológica sobre una personalidad del séptimo arte es siempre una tarea ardua para cualquier cinéfilo, pero cuando dicha personalidad es alguien a quien tuviste la gran suerte y el inmenso honor de tratar personalmente en más de una ocasión después de admirar su labor, dicha tarea resulta todavía mucho más triste. Este es el caso de quien esto suscribe a la hora de recordar al productor, director y guionista español Pedro Costa, que nos dejaba hoy a dos meses de cumplir los 75 años por culpa de un cáncer nefasto.


Pedro Costa (1941-2016)


Aunque aficionado al mundo del espectáculo desde muy pronto (dirigió el grupo teatral de la Facultad de Económicas en la que estudiaba y se diplomó en la Escuela Oficial de Cinematografía), Pedro Costa abandonó el cine también de forma prematura porque no soportaba la censura; y su preocupación por temas sociales y políticos le llevó a empezar a colaborar de forma regular en el célebre semanario El Caso, lo que compaginaba con colaboraciones puntuales en revistas como Cambio 16, Posible o Interviú.


Un fotograma de su primera película: El caso Almería


Pero el gusanillo del cine seguía ahí, y en 1983 realiza su primera película como director: El caso Almería, sobre la tortura y el asesinato que sufrieron tres jóvenes que la Guardia Civil confundió con miembros de ETA. Posteriormente dirigiría tres largometrajes más: Redondela, Una casa en las afueras y El crimen del cine Oriente; y como guionista y productor participó en cintas como Intruso, Pídele cuentas al Rey o las más reciente y exitosa Las trece rosas.


Carlos Larrañaga y Ana Marzoa protagonizaron El caso del procurador enamorado


Pero fue la televisión el campo donde Pedro Costa llevó a cabo su creación más popular: bajo la máxima de que "la historia de un país es también la historia de sus crímenes", desarrolló la exitosa serie La huella del crimen, de éxito extraordinario en su día y en cuya primera temporada (de 1985) contó con realizadores de la talla de Vicente Aranda (El crimen del capitán Sánchez), Juan Antonio Bardem (Jarabo), Angelino Fons (El crimen de la calle Fuencarral), Pedro Olea (El caso de las envenenadas de Valencia), Ricardo Franco (El caso del cadáver descuartizado) y él mismo (El caso del procurador enamorado). En 1991 se realizó una segunda temporada, en la que Costa se reservó el guion y la dirección de El caso de Carmen Botto y El crimen de los marqueses de Urquijo. Finalmente, en la tercera y última temporada de 2009 produjo y codirigió tres tv movies sobre crímenes reales: El secuestro de Anabel, El asesino dentro del círculo y, de nuevo, El crimen de los marqueses de Urquijo.


Con Carlos Hipólito en el rodaje de un episodio de La huella del crimen


Además, fue precisamente de dos historias urdidas en principio para La huella del crimen que surgieron sendos largometrajes para la gran pantalla, a la postre convertidos en dos grandes éxitos de crítica y público y las producciones más aplaudidas de Pedro Costa, galardonadas ambas con el Goya a la mejor película del año: nos referimos, claro, a Amantes (1991) y La buena estrella (1997), ambas dirigidas respectivamente por los ya mencionados (y lamentablemente también fallecidos) Vicente Aranda y Ricardo Franco.


Amantes fue la producción que le supuso un mayor prestigio crítico


En los últimos años, coincidiendo con su asociación con el director Eduard Cortés para llevar a cabo La vida de nadie y ¡Atraco! -este, su último trabajo como productor y guionista-, Pedro Costa visitó Alicante en dos ocasiones con motivo de otras tantas ediciones de Mayo Negro: primero, en la tercera edición (de 2007) para presentar un ciclo dedicado a La huella del crimen; después, en la novena edición (de 2013) para participar en el acto "El Dossier Urquijo" junto al escritor Mariano Sánchez Soler.


Junto a Mariano Sánchez Soler en su última visita a Mayo Negro (Alicante, 2013)


Pedro Costa Musté, llamado Pedro Costa, nació en 19 de agosto de 1941 en Barcelona (España), y falleció en 8 de junio de 2016 en Torrelodones, Madrid (España). Tenía por tanto 74 años. Descanse en paz.

Estadísticas