Abandonad toda esperanza

martes, 21 de junio de 2016

RIP: Anton Yelchin (1989-2016)


Cualquier nota necrológica es siempre una noticia triste, pero cuando la muerte llega de forma tan prematura todavía lo es más. Este es el caso del deceso del actor Anton Yelchin, una noticia que se difundió el pasado domingo pocas horas después de que ocurriera el dramático y absurdo suceso -el cadáver del actor fue encontrado en su domicilio atropellado por su propio vehículo contra un muro-, y que a estas alturas los que admirábamos su trabajo todavía no acabamos de creernos.


Anton Yelchin (1989-2016)


Yelchin debuta como actor en la televisión en el año 2000, y ya al año siguiente protagoniza un film para la gran pantalla: El cielo puede esperar. Después no tarda en enrolarse en los repartos de dos thrillers más bien discretos como 15 minutos o La hora de la araña, pero es en la adaptación del libro (no terrorífico) de Stephen King Corazones en la Atlántida donde consigue otro de sus papeles más relevantes en este primer tramo de su carrera profesional.


En Corazones en la Atlántida encarnó a la versión infantil del personaje de David Morse


En los años siguientes de su (lamentablemente) breve filmografía sigue combinando personajes protagonistas y secundarios en filmes como Delitos menores, Gente poco corriente, Charlie Barlett o Alpha Dog. Por aquellos años coincide con dos jóvenes actrices tan prometedoras como Felicity Jones y Jennifer Lawrence en Como locos, y en El castor encarna al hijo de Mel Gibson y Jodie Foster en una película que dirige esta última.


Junto a Felicity Jones en Como locos, donde da vida a su primer papel romántico


En los últimos años Yelchin se preocupó por participar en películas de autor con cierto calado artístico: colaboró con Jim Jarmusch y Paul Schrader en Sólo los amantes sobreviven y Caza al terrorista respectivamente; y trabajó con el siempre personal Michael Almereyda en las aquí inéditas Cymbeline (adaptación libre del clásico de Shakespeare editada en formato digital como Guerra total) y Experimenter. De hecho, su última película estrenada en vida ha sido la aplaudida Green Room, nuevo trabajo del responsable de Blue Ruin, Jeremy Saulnier.


 Green Room queda como uno de los filmes más importantes de su corta filmografía


No obstante, fue el cine fantástico y de terror el género donde Yelchin destacó sobremanera: en Odd Thomas, cazador de fantasmas -adaptación de una novela del autor de best sellers Dean R. Koontz- interpreta al personaje titular; mientras que en Enterrando a la ex trabajó con uno de los directores más reconocibles y queridos del género: Joe Dante.


Con Alexandra Daddario en Enterrando a la ex, peculiar mezcla de comedia y terror


Pero si el rostro de Yelchin se había hecho popular en los últimos años fue gracias a roles también pertenecientes al género fantástico pero heredados de otros filmes e intérpretes previos: los aficionados recordarán que el joven actor protagonizó junto a Colin Farrell el discreto remake de Noche de miedo; y que también participó en la reivindicable Terminator: Salvation encarnando a un joven Kyle Reese (papel que heredaba de Michael Biehn en la primera entrega de la saga, estrenada en el ya lejano 1984), padre de John Connor, futuro salvador de la humanidad frente a la amenaza cibernética de Skynet.


 Como Kyle Reese, futuro padre del libertador de la humanidad, en Terminator: Salvation


No obstante, quizá sea su rol de Chekov en la nueva serie de películas de Star Trek el que le asegura un puesto de honor en el cine comercial contemporáneo. Recodemos que Yelchin ha interpretado a este miembro de la tripulación de la nave Enterprise en las películas Star Trek, Star Trek: En la oscuridad y la inminente Star Trek: Más allá, esta última el primer film póstumo de otros trabajos suyos que esperemos acaben estrenándose... al contrario que otras de sus películas más recientes, Broken Horses y The Driftless Area, distribuidas entre nosotros solo en el mercado doméstico como Hermanos indomables y La región inmóvil respectivamente.


Como Chekov en Star Trek: En la oscuridad, segunda película de la nueva saga galáctica


Anton Yelchin nació en 11 de marzo de 1989 en Leningrado, Unión Soviética [ahora San Petersburgo, Rusia], y falleció en 19 de junio de 2016 en Los Angeles, California. Tenía por tanto 27 años. Descanse en paz.

Estadísticas