Abandonad toda esperanza

martes, 22 de febrero de 2011

Luther y los dilemas morales

Termino de ver Luther, la miniserie de la BBC creada por el novelista británico Neil Cross, y llego a la conclusión de que, efectivamente, es en la misma pequeña pantalla que nos ha dado series como Los Soprano, The Shield, The Wire o la exitosa franquicia de CSI donde encontramos hoy en día una renovación del género negro tan importante como lo fue el cine norteamericano de los 70, el de la generación televisiva de Lumet, Frankenheimer, Pakula, Rosenberg y compañía, y el de los los nuevos realizadores como Coppola, Scorsese, Cimino o De Palma.



Pero, claro, tratándose de una producción inglesa, Luther ha pasado más desapercibida que sus ilustres compañeras del otro lado del charco. De ahí la necesidad de reivindicar esta temporada de seis episodios, una visión negrísima y nada complaciente de las debilidades humanas, que pese a ello ha contado con una audiencia considerable y un estupendo recibimiento crítico, tanto como para preparar ya una segunda temporada que esperamos no tarde demasiado en llegar a estrenarse.



La serie está protagonizada por John Luther, un agente de la Policía londinense extremadamente efectivo, inteligente y perspicaz, pero de métodos demasiado expeditivos y un serio problema en lo que a controlar su rabia interior se refiere. Tanto es así que su matrimonio acabó fracasando y su carrera como agente de la ley siempre está pendiente de un hilo: así nos lo encontramos en la primera secuencia del primer episodio, a él y sobre todo al que parece ser el culpable de su última investigación, que caerá al vacío quedando en coma ante la mirada, posiblemente no impotente del todo, de su perseguidor.

Neil Cross

A lo largo de seis episodios que relatan otros tantos casos policiales, pero a los que une una línea argumental común, Neil Cross y su equipo de guionistas y directores ofrecen un relato que, como los grandes clásicos del género, sea en su vertiente literaria o en la cinematográfica, giran en torno a un concepto clave: los dilemas morales. Para ello estructuran la historia alrededor de la figura de John Luther, encarnado soberbiamente por Idris Elba (visto también en The Wire), y de una serie de personajes tan bien perfilados que llamarlos secundarios suena a descrédito inmerecido.



Entre estos roles brilla particularmente el de Alice Morgan (la actriz Ruth Wilson, también presente en la nueva versión de la mítica El prisionero), sospechosa del crimen central del primer episodio, y que se convierte en una suerte de némesis del protagonista... a la vez que inesperada aliada hacia la parte final del drama. Y nótese que el personaje, capaz de asesinar a sangre fría a sus progenitores, comparte con el Dexter Morgan de otra espléndida serie policíaca algo más que el apellido...



Mientras esperamos el estreno de esa prometida segunda temporada, se me ocurre que la única manera de paliar la ansiedad es leer Capturado, si no me equivoco la única novela de Cross traducida al español, y publicada por Es Pop Ediciones. Si sus personajes están tan bien definidos como los Luther, Morgan, Reed, Ripley, Zoe o Mark North de esta -por no hablar de la peculiar "galería de villanos", por así llamarla, del militar ejecutor de policías al violador y asesino que se hace pasar por taxista-, y si los diálogos están tan bien escritos como los de esta serie -mi favorito es el que cierra el segundo episodio, dicho por Luther a Alice: "Vamos, tomar un café no nos convierte en amigos"-, Capturado será una novela que valdrá la pena leer.



(+) Cultura Impopular: "Neil Cross y los orígenes de Luther"

5 comentarios:

Claudio dijo...

Coño, la apunto pero ya. El actor protagonista me encantó en The Wire, Rockanrolla y hasta en Los Perdedores. Ya tenía ganas de serie chula :D

donniedarko dijo...

Excelente post,como siempre.
A mí me encantó la serie,llevo esperando ya algún tiempo a que se estrene su 2º temporada.
Precisamente,descubrí la serie al leerme Capturado,la novela que comentas escrita por su creador y guionista,que también me enganchó de igual forma.Es una novela corta,pero muy muy intensa.Para mí,de lo mejor leído del pasado año.
Conociendo sus gustos por lo que leo en su página,aseguraría que le va a gustar,amigo J.Ortiz.
Un saludo desde tierras cordobesas.
Nos leemos.

Fran J. Ortiz dijo...

Claudio, te va a encantar... Por cierto, ¿cómo va lo suyo de cara a cierto mes muy negro por Alicante?

Amigo Donniedarko, sus palabras eran lo único que necesitaba para hacerme con esta "Capturado". Y desde luego, hay ganas de más "Luther"...

Rash dijo...

Una serie cojonuda, y un final de temporada que que te deja con sindorme de abstinencia.

Atticus dijo...

Completamente de acuerdo. Y, aparte de pertenecer al género negro, qué negra se ve la vida desde sus imágenes. Enhorabuena por el análisis.


Estadísticas