Abandonad toda esperanza

domingo, 8 de enero de 2012

Graham Chapman, in memoriam

Una de mis posesiones más preciadas, en tanto que cinéfilo coleccionista y algo fetichista que es uno, es la edición especial limitada en DVD de Brazil... dedicada y firmada por su director, Terry Gilliam, con el que pude hablar, aunque fuera brevemente, hace unos años en el Festival de Sitges cuando vino a presentar su película Tideland. Pero aunque admiro su carrera como realizador, y varias de sus películas me gustan mucho -quizá mi favorita sea El rey pescador-, el valor sentimental de dicho objeto radica sobre todo en que Gilliam fue uno de los seis miembros del grupo cómico que más me ha hecho reír, a mí y a toda una generación de seguidores repartidos por todo el mundo.


Los Monty Python al completo
(De izda. a dcha.:
Eric Idle, Graham Chapman, Michael Palin,
John Cleese, Terry Jones y Terry Gilliam
)


Por supuesto, me refiero a los Monty Python, grupo formado por cinco británicos (Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin) y un norteamericano (Gilliam, precisamente) que nos ha legado una obra cumbre del humor televisivo como Monty Python's Flying Circus, además de tres largometrajes: Los caballeros de la mesa cuadrada (y sus locos seguidores), La vida de Brian y El sentido de la vida.


Graham Chapman (1941-1989)


Esta mención viene a cuento porque, de no haber fallecido en 1989 a la temprana edad de 48 años, hoy cumpliría 71 años Graham Chapman, único Python que a fecha de hoy no se cuenta entre los vivos. Chapman, que terminó los estudios de Medicina pero decidió dedicarse al mundo de la farándula, encarnó dos de los papeles más populares de los largometrajes del grupo: fue el rey Arturo en la adaptación paródica del mito, y encarnó al personaje titular de la sátira bíblica La vida de Brian, el mayor éxito de público que jamás tuvieron los Monty Python.


Chapman encarnó al rey Arturo en el primer film del grupo


Pero Graham Chapman fue también -al menos detrás de las cámaras- el miembro más polémico y conflictivo del grupo: su homosexualidad, que vivió con naturalidad e incluso un cierto exhibicionismo, no fue aceptada en principio por el sector más conservador del grupo (léase John Cleese, sobre todo)... y su ingente alcoholismo dificultó en muchas ocasiones trabajar con él. Finalmente, un cáncer de garganta acabó ganándole la batalla al miembro más bohemio y bon vivant de esta inolvidable pandilla de humoristas.

Esta nota, este recuerdo, va por ti. Descansa en paz, maestro.

2 comentarios:

Arion dijo...

Hola, muy bueno el blog. Me ha encantado sobre todo el post sobre las películas del 2011 (yo también escribo una vez al mes sobre las películas que veo y me parecen interesantes, por ejemplo, Midnight in Paris me encantó).

Te dejo el link de mi blog a ver si te animas a visitarlo (mi último post es sobre Top Ten The Forty-Niners):
www.artbyarion.blogspot.com

Fran J. Ortiz dijo...

Gracias. Y apunto tu blog, para echarle un vistazo. Un abrazo.


Estadísticas