Abandonad toda esperanza

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Scott Pilgrim: Vidas extra



Cuando comentamos en su día la publicación de los dos primeros volúmenes del Scott Pilgrim de Bryan Lee O'Malley, pusimos de manifiesto nuestra inquietud por el hecho de que no se hubiese publicado la serie al completo cuando se estrenara la adaptación cinematográfica de Edgar Wright, el autor de Zombies Party y Arma fatal. Al final resulta que no había por qué preocuparse: la película, sobre todo su estreno en España, se ha ido retrasando tanto que al final el autor ha puesto fin a su obra, e incluso al sello DeBolsillo le ha dado tiempo para editar traducidos al español los dos últimos volúmenes de la serie.



Así, en el ya lejano abril llegaba a las tiendas "Contra el universo", y el pasado mes de septiembre por fin veía la luz el sexto y último tomo, "La hora de la verdad". Con ambas entregas se pone fin a la edición patria de uno de los fenómenos comerciales más asombrosos de la historieta reciente: una producción independiente que gracias a las recomendaciones de una crítica que ha sabido valorar la frescura de la obra, y sobre todo de un público que se ha divertido y mucho con las peripecias de sus protagonistas, ha vendido muchos más ejemplares de los que su creador pudo soñar jamás.



En estas páginas prosiguen los sucesivos enfrentamientos del bueno de Scott Pilgrim contra los ex novios malvados de su último interés romántico, la fascinante, misteriosa y muy cool Ramona Flowers, por la que fue capaz de dejar a la no menos fascinante y muy cool, aunque bastante menos misteriosa, Knives Chau, la colegiala china de 17 años. Así, en "Contra el universo" Scott se las verá con Kyle y Ken, dos hermanos gemelos que mantuvieron al mismo tiempo una relación sentimental con Ramona; finalmente, en "La hora de la verdad" será el productor discográfico Gideon Graves, el último de los ex novios de la chica, quien se verá las caras con Scott, en un enfrentamiento en el que el primero se constituye como gran villano de la serie.



Como ya sugerimos en su día, Scott Pilgrim no cuenta nada nuevo, pues su tema principal no es sino el reflejo de las emociones y los sentimientos que experimentan su protagonista y su círculo de amigos a partir de las distintas relaciones afectivas que establecen con sus semejantes. El interés de la obra radica, claro, en el cómo lo cuenta Bryan Lee O'Malley: construyendo un batiburrillo de referencias a la cultura popular de los años 80 y sobre todo 90, del movimiento grunge y la Generación X a esta parte, pasando lista a películas, cómics, grupos musicales y videojuegos, y empleando recursos visuales más propios de estos últimos o de los videoclips para contar la historia que quiere contar.



Así, Scott Pilgrim se constituye como una reflexión metafórica acerca del amor en todas sus manifestaciones, no solo del amor romántico sino también del amor propio hacia uno mismo, que ha sabido dar forma a las inquietudes de miles de lectores que han visto en sus páginas el reflejo de su propia condición. Ahí y no en otra parte radica el secreto, si es que sigue siendo un secreto a estas alturas, de su éxito.



Nota bene.- Comentábamos al principio de esta nota los continuos retrasos del estreno español de la versión cinematográfica, pero parece ser que ha llegado el momento de poner fin a los mismos: corriendo mejor suerte que otras adaptaciones recientes como Largo Winch, The Losers o Jonah Hex -la primera ya se estrenó directamente en formato doméstico, a las otras dos les ocurrirá lo mismo el próximo 30 de noviembre-, Scott Pilgrim contra el mundo llegará a los cines españoles el viernes 12 de noviembre... si no la vuelven a retrasar a última hora. Como ya vaticinaron varias webs especializadas, estos retrasos no hacen sino facilitar la adquisición previa -ya sea comprando el DVD original o mediante la descarga de la red- de la versión doméstica estadounidense.

Michael Cera y Mary Elizabeth Winstead en Scott Pilgrim vs. the World

Un servidor ya ha visto la película y ha vuelto a disfrutar con los sucesivos enfrentamientos entre Scott y los siete ex novios malvados de Ramona... aunque considero que la mezcla de estilos y el uso de referentes culturales del mundo del cine, el cómic y los videojuegos se disfruta mucho más en las viñetas de la historieta que en los fotogramas del film, por otra parte extremadamente fiel a aquel. Además, O'Malley recurre a dichas referencias mucho más asiduamente que Wright, lo cual no quita para que este utilice algunas muy atractivas recurriendo a registros visuales y/o sonoros imposibles en la historieta, como es el caso de la parodia de las sitcoms televisivas al ritmo de Seinfeld. En resumidas cuentas: una cinta que vale la pena ver siempre que no se pidan peras al olmo.


Título: Scott Pilgrim (Vols. 5 y 6)
Autor: Bryan Lee O'Malley (guión y dibujo)
Editorial: DeBolsillo
Fecha de edición: abril-septiembre de 2010
184 + 246 páginas (b/n) - 8,50 € c/u.


(+) Previously on Abandonad toda esperanza, Scott Pilgrim:
-
Vols. 1 y 2
- Vols. 3 y 4

3 comentarios:

Sr Nocivo dijo...

Como ya le dije en se post sobre los volumenes 1 y 2 Scott Pilgrim fue amora primera vista. La serie me ha encantado pese a decaer un poco en el 3er volumen, que parecía que se iba a estancar, pero la aparición de Julie, y algunos ex malvados, la evolución de los personajes principales o el dramático final del quinto volumen le dieron fuerzas para encarar un gran climax final.
Como bien dice el comic no solo trata del amor romántico, sino también de la amistad, del odio, los celos y de la autoestima y por eso mismo, por muy simple que en el fondo sea la historia, le da una gran riqueza emocional.

FHNavarro dijo...

Yo me compré los dos primeros volúmenes cegado por los buenos comentarios que oía de la serie y no me gustaron nada de nada, la verdad. Así que no creo que me compre nada más de Scott Pilgrim. Sin embargo, lo que he visto de la película me ha gustado lo suficiente como para tenerla en la actualidad en mi disco duro a la espera de un hueco para su visionado.

Un saludo

Fran J. Ortiz dijo...

Pues a mí, sin parecerme la obra maestra que dicen muchos -que no lo es- ni tan original como afirman otros -que tampoco lo es-, sí me parece muy divertido y entretenido el cómic, y lo prefiero a la película... que de todas formas se deja ver con agrado.


Estadísticas