Abandonad toda esperanza

domingo, 19 de septiembre de 2010

RIP: Kevin McCarthy (1914-2010)

Esta ha sido una semana nefasta para el mundo del cine: un día antes del fallecimiento de Claude Chabrol -aunque nos enteraríamos un día después- nos dejaba otra personalidad del séptimo arte, si bien esta desarrolló su labor en otras latitudes y en otros ámbitos artísticos, en definitiva en otro tipo de cine. Nos referimos a Kevin McCarthy, actor norteamericano que fallecía a la edad de 96 años.



La filmografía de McCarthy, como su longevidad, es considerable: entre películas, telefilmes y series de televisión, cuenta con más de 200 títulos desde que debutara en 1944, sin acreditar, en un film bélico dirigido por George Cukor: Winged Victory. Sería siete años después, en 1951, y gracias a la adaptación de Muerte de un viajante de Arthur Miller dirigida por Laslo Benedek, cuando McCarthy consiguiera su única nominación al Oscar (como Mejor Actor de Reparto) por encarnar a Biff Loman, el hijo de Will (Fredric March en el film).



En los años posteriores trabajaría a las órdenes de, entre otros, Richard Quine, Henry Levin y Jacques Tourneur, pero sería Don Siegel quien le daría el que sin duda es su rol más conocido: el de Miles J. Bennell, el psiquiatra protagonista de la obra maestra de la ciencia ficción conspiratoria La invasión de los ladrones de cuerpos, film de 1956 que adaptaba la novela de Jack Finney que luego versionarían también, con resultados desiguales, Philip Kaufman, Abel Ferrara y Olivier Hirschbiegel.



Posteriormente trabajaría en otros títulos destacados, como El premio de Mark Robson, El mejor hombre de Franklyn J. Schaffner, la magistral Vidas rebeldes de John Huston o la revisión del mito de Buffalo Bill a cargo de Robert Altman, pero nunca como protagonista, sino como secundario de carácter... un cometido que supo realizar como nadie y que definiría para siempre su labor profesional en los años venideros.



El siguiente punto álgido de su filmografía tuvo lugar en 1978, cuando el realizador Joe Dante le dio uno de los papeles protagonistas de su emblemática Piraña. Con Dante volvería a trabajar en varios títulos más, a veces con un personaje destacado, y otras con meros cameos dedicados al espectador iniciado: así, pudimos ver a McCarthy en Aullidos, En los límites de la realidad (en el episodio firmado por Dante, claro), El chip prodigioso y Matinee.



Hablando de cameos... También en el 78 tuvo lugar uno de los más celebrados por la cinefilia aficionada al cine fantástico: en la nueva (y soberbia) versión de la novela de Finney firmada por Philip Kauffman, La invasión de los ultracuerpos, y que protagonizaron Donald Sutherland, Brooke Adams, Jeff Goldblum y Leonard Nimoy, McCarthy retomó su carismático personaje del doctor Bennell, estableciendo así un punto de unión con la versión de Siegel y dando lugar a la broma de que el actor protagonizó así la huida más larga de la historia del cine.



Durante la década de los 70, 80 y 90, McCarthy alternó sus apariciones en la gran pantalla, cada vez más contadas, con su participación en multitud de telefilmes, así como en series tan populares como Misión imposible, Columbo, Cannon, Vacaciones en el mar, Dinastía, Hotel, El Equipo A, Las chicas de oro, Fama, Se ha escrito un crimen y sobre todo Flamingo Road, donde tuvo el cometido de dar vida a un personaje fijo que aparecía en todos y cada uno de los episodios de la serie.



Su última película estrenada entre nosotros fue la producción de 2007 Slipstream, dirigida por el también actor Anthony Hopkins. Sus siguientes largometrajes, mucho más discretos, permanecen inéditos en nuestros cines.



Kevin McCarthy nació en 15 de febrero de 1914 en Seattle, Washington, y falleció en 11 de septiembre de 2010 en Hyannis Port, Massachusetts. Tenía por tanto 96 años. Descanse en paz.

[Fotografías: imagen promocional de Muerte de un viajante, La invasión de los ladrones de cuerpos, Piraña, En los límites de la realidad, La invasión de los ultracuerpos, reparto de Flamingo Road, rodaje de Slipstream.]

1 comentario:

RAULE dijo...

El amigo Kevin acabó al final cerrando los ojos. Cuando alguien me pregunta cuáles son mis pelis favoritas, "La invasión..." es la primera que me viene a la cabeza. Una obra maestra irrepetible.
Descanse en paz.

(Abrazos para ti, Fran y besos a C.)


Estadísticas