Abandonad toda esperanza

miércoles, 20 de julio de 2011

Atomic Robo: Roboboy



Aunque en este vuestro blog no solemos reseñar series regulares salvo en el caso de primeras entregas que merecen nuestra (y creemos que también vuestra) atención, considero que con Atomic Robo -que en España está publicando actualmente Norma Editorial- debemos hacer una excepción, aunque sea para dejar somera constancia del interés que mantienen las entregas que han sucedido a aquel primer volumen que ya recomendamos en su día: "Atomic Robo y los científicos de acción de Tesladyne".




Si en aquel volumen, el guionista Brian Clevinger y el dibujante Scott Wegener demostraron que podían asumir el legado del Hellboy de Mike Mignola y reconvertirlo en algo personal y funcional, en el segundo tomo -"Atomic Robo y los perros de la guerra"- confirman todos aquellos buenos augurios: en esta segunda miniserie de cinco entregas, las desventuras de este robot creado por el célebre Nikola Tesla nos llevan a la II Guerra Mundial que visitábamos hace nada de la mano de la Brigada del Rifle: la acción arranca el 10 de julio de 1943, menos de un año antes del mítico Día D en el que se produjo el Desembarco de Normandía. Ahora, Atomic Robo participa en una misión cuyo arranque podría recordar a aquella como uno más, de la misma manera que la Marvel Comics introdujo al icónico Capitán América como un soldado más del ejército norteamericano.




A lo largo de su participación en la segunda Gran Guerra, Atomic Robo deberá enfrentarse a otro ser artificial como él, creado por el genio nazi Helsingard, así como un cañón que en manos de Otto Skorzeny podría impedir los planes estratégicos acerca del citado Día D. De nuevo, Clevinger y Wegener ofrecen a su público diálogos ocurrentes y acción sin freno, siempre al servicio de unas historias que sin ser nada nuevo proporcionan un muy digno divertimento de primera clase.




A destacar que el presente volumen incluye, como suculento material extra, varias historias cortas de Atomic Robo escritas por el propio Clevinger, como "Una cita en Madrid" (dibujos de James Nguyen), que lleva al protagonista a la capital española en 1974; "Intoxicación por marisco" (dibujos de Zack Finfrock), ambientada en las playas de Florida en 1989; "Lo que pasa en Egipto se queda en Egipto" (dibujos de Errick Fish); "Masacre masiva en un Cartel Caribeño" (dibujos de Lauren Pettapiece); "Robo y Goliath" (dibujos de Joshua y Jonathan Ross); y, finalmente, la historia publicada en Atomic Robo Free Comic Book Day 2008, con motivo del Día del Cómic Gratis en los Estados Unidos. La mayoría de estas historias breves, además de permitir que se luzcan -unos más que otros, claro- dibujantes no muy conocidos, nos llevan, gracias a la longevidad del personaje central, a momentos muy separados en el tiempo, y apuestan por el sentido del humor todavía más que en la serie principal... la cual no está precisamente extenta de él.




Por su parte, el volumen tercero, "Atomic Robo y la sombra de más allá del tiempo", explora todavía más la vertiente fantástica pulp de la serie, llevando a Atomic Robo a enfrentarse a una criatura de una dimensión paralela con la que ya se las tuvo que ver el propio Nikola Tesla en 1908. Una criatura primigenia y tentacular, como no podía ser de otra forma, que podría acceder a nuestra realidad... a través de la mente del escritor H. P. Lovecraft (!). En dicha aventura, y además del autor de En las montañas de la locura, el lector será testigo también del inusual concurso del científico mediático Carl Sagan, en una divertida intervención.




El presente volumen también incluye su correspondiente material extra: además de cinco páginas de bocetos de arte conceptual, "La huida" (dibujos de Rick Woodall), "Érase una vez en México" (dibujos de Lauren Pettapiece") y "El demonio de Yonkers" (dibujos del titular Scott Wegener) son las historias breves que el lector encontrará en esta tercera entrega... pero no última, pues Norma ya ha distribuido un cuarto tomo del que espero tenga el nivel suficiente para volver a hablar de Atomic Robo en un futuro no muy lejano.


Título: Atomic Robo (Vol. 2: "Atomic Robo y los perros de la guerra")
Autores: Brian Clevinger (guión) / Scott Wegener (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: septiembre de 2010
168 pp. (color) - 15 €


Título: Atomic Robo (Vol. 3: "Atomic Robo y la sombra de más allá del tiempo")
Autores: Brian Clevinger (guión) / Scott Wegener (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: enero de 2011
152 pp. (color) - 15 €

1 comentario:

Mythos dijo...

Una serie muy buena, divertida y entretenida como pocas, el mejor tomo hasta la fecha ha sido Atomic Robo y La Sombra de Más Allá del Tiempo pero en la cuarta entrega, Atomic Robo y Otras Rarezas, se encuentra uno de los mejores números hasta la fecha, Por qué Dr. Dinosaur Odia a Atomic Robo, es un capítulo especialmente inspirado con el que es imposible no soltar alguna carcajada. Espero que la serie siga creciendo pero para mí es una de mis preferidas en la actualidad.


Estadísticas